Corel After Shot Pro, el sucesor de Bibble Pro comienza a madurar.

Este review parte de algunas premisas que dejaré claras aquí:

  1. He sido usuario de After Shot Pro por algunos años y de su antecesor; Bibble Pro.
  2. Mi elección se ha debido a un acontecimiento bastante fortuito; uso Linux y era el único programa de procesado de Raw de nivel profesional disponible en la plataforma.
  3. He usado, posteriormente, algunos otros editores de Raw incluyendo a los de Adobe, los conozco, incluso podría decir que los conozco bastante bien.

Es en base a estos tres sencillos puntos que puedo decir lo siguiente:

Llevo usando Bibble Pro aproximadamente desde 2007 y entonces las virtudes del programa eran su velocidad, la simplicidad de manejo y algunos plugins interesantes, puedes ver un review de hace algunos años aquí donde doy una visión muy somera de las características del programa.

Han pasado algunos años y mi uso del raw se ha incrementado dramáticamente a la par que Bibble ha seguido siendo mi revelador de raw principal. En 2012 Corel compró Bibblelabs y con ellos adquirió la propiedad de Bibble Pro, al que rebautizó como Corel After Shot Pro.

Corel tiene algunas aplicaciones de foto y diseño con cierto peso histórico en el mercado, pero también la reputación de nos ser demasiado dedicado a ellas y de estar bastante rezagado respecto a su competidor; Adobe.

Sin embargo After Shot Pro parte de una base muy solida y ha construido sobre ella, de hecho es un competidor muy solido frente a Adobe Lightroom, a un precio bastante ajustado.

¿Qué trae Corel ASP que lo haga una buena opción?

  1. Edición no destructiva; todas las modificaciones se guardan en un archivo XML dentro de la carpeta de las fotos.
  2. Manejo de metadata; al igual que en Lightroom es posible añadir una gran cantidad de etiquetas – de varios niveles además – permitiendo la busqueda semántica.
  3. Colecciones; es el equivalente a la opción de Lightroom y funciona de manera similar.
  4. Extensividad mediante plugins; esto es algo prácticamente de necesidad obligada en cualquier programa de este tipo, aunque la menor masa de usuario de Corel hace que la variedad acá sea muy reducida.
  5. Velocidad de proceso;  es uno de los editores de Raw más veloces del mercado, sencillamente vuela.
  6. Uso de 64 bits; la versión 64 no solo es nativa, también soporta OpenCL
  7. Flexibilidad en el manejo de las opciones de revelado; no tiene que envidiar ninguna opción de revelado a Lightroom, tiene equivalentes para todas las opciones del programa de Adobe.
  8. Manejo de capas y pinceles, a diferencia de LR, permite establecer ajustes por capas y secciones.
  9. Manejo de historia y pasos, permite trabajar con menos temor de fregarla.
  10. Versiones para Linux / MacOS / Windows, otra opción importante para los que usamos el sistema del pingüino
  11. Buen precio. menos de sesenta dolares contra los poco más de 200 de LR.

Pero claro, un usuario de adobe no se moverá de adobe, pero en términos de formalización de herramientas, en un momento en que muchos fotógrafos deben – o deberían – optar por herramientas legales es una estupenda opción.

Les dejo un breve video de como funciona el programa, pero lo pueden descargar de aquí.

Siganme

Carlos Wertheman

Fotografo at Isolet Foto
Fotografo y podcaster en el Langoy. Bloguero de cuasi primera generación, tuitero desde el 2007 y open source fan.
Siganme

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *