RadioStrobe: un ejemplo de que las grandes ideas pueden llegar tarde.

Kickstarter es una incubadora de ideas; los creadores presentan sus proyectos y esperan que los usuarios finales se convenzan de su viabilidad comercial y apuesten por ella.  Es decir, una versión a pequeña escala de la ronda de inversionistas o de esos programas tipo “Shark Tank” donde inversionistas revisan las ideas de varias concursantes a ver cual de ellas les resulta satisfactoria.

RadioStrobe es una idea interesante, que en circunstancias ideales cumple con todas las necesidades de un fotógrafo aficionado al strobist.

  1. Se puede controlar por radiofrecuencia desde un transmisor, al mismo tiempo este transmisor puede controlar grupos y canales de disparo.
  2. Esta diseñado pensando en la comodidad del transporte, mediante un diseño que facilita el almacenaje.
  3. El sistema de carga es mediante baterías de 12v o mediante 8 baterías AA, además de poder usar corriente alterna, de cualquier pared.
  4. El diseño del cabezal es casi estándar, por lo que puede entrar en casi cualquier accesorio pensado para el tamaño de la cabeza de un flash de mano (portafiltros, lumiquest, light blaster entre otros).
  5.  Tiene disparo HSS, ETTL.
  6. La ampolla de destello es de mayor tamaño y potencia que la de un flash de mano regular, al igual que los capacitores, por lo que estamos hablando de mayor capacidad luminica (por la ampolla) y mayor cantidad de potencia disponible (capacitores).
  7. Como consecuencia del factor forma, la lampara estará centrada con relación a modificadores, como una sombrilla.
  8. Para los fans de lo analógico, la interfase de trabajo es en base a diales deslizantes, de modo que se puede aprender a trabajar con ella incluso a ciegas.

Muchos puntos positivos, pero antes de darnos un pequeño baño de realidad, vemos las fotos que hemos extraído de la página del proyecto en Kickstarter.

 

El factor forma es especialmente interesante, un flash sencillo de usar, con funciones avanzadas, con un factor forma sencillo y sensato, (¿Quién necesita un cabezal rotativo si no lo vamos a usar sobre la cámara?) el problema es que las ambigüedades comienzan ahí.

Plantear como ventaja tener la posibilidad de tener tanto el receptor controlador, como una fuente de poder y el flash en el mismo sitio, es algo que ya hacen muchos flashes, al igual que la inclusión de mejores ampollas de destello, desde el Godox V860 hasta el Nissin MG9000 pasando por los numerosos modelos de Speedlights Barebulb que han salido al mercado (como los Wistro 180 y 360 de la misma Godox o los modelos de Jinbei) incluso algunos modelos de speedlight – como los Godox Ving – usan baterías de ion litio de serie. Por otro lado, los Speedlights con Disparadores incorporados están siendo cada vez más comunes, tanto Yongnuo, Shanny o Pixel  – entre otros – tienen modelos que tienen receptores de radiofrecuencia dentro del mismo flash.

Es decir, estamos hablando de un producto que incorpora una serie de características que se han vuelvo paulatinamente populares en el mercado. Salvo el factor forma, no hay demasiadas innovaciones aquí.

Entonces veamos las tablas finales, Tiempos de carga; establece 2 segundos de carga para el RadioStrobe mientras le da entre 3 y 10 segundos a otros modelos de flash, ante esto probé algunos flashes tanto de Shanny, Yongnuo como Pixel y el tiempo de carga entre destellos no pasa del rango de 2 a 3 segundos, el Vivitar 285HV (diseñado hace 30 años) si llega a unos tiempos  de carga de casi 8 segundos. Por lo que siento que la tabla es más un reclamo publicitario que una cifra real.

La tabla final de características es lo menos serio del asunto,  compara un sistema no OEM sin identificar, sin HSS ni ETTL y le asigna un precio de 450 USD (¿en serio? el más caro de los flashes manuales; el Lumopro 180 no llega a los 200 USD) y un tiempo de reciclaje de 5 a 10 segundos, y le suma un valor de 200 dolares a un juego de radiotransmisores básico. Además compara los sistemas de Canon y Nikon y el de Profoto – uno de los sistemas más caros del mercado, nada menos –  usando parametros donde los demás no tienen modo de competir, por ejemplo; Capacidad de usar un adaptador para tomacorriente, provisto en la caja.  Si los demás no incluyen un tomacorriente (por qué son unidades portátiles) ya están en desventaja, como es el caso de los Canon, El Profoto usa una fuente de poder de su misma marca.

Es decir, falsear información para hacer su opción más atractiva. Hasta ahi es una complicado considerar la opción como válida.

Pero viene lo mejor;

Precios:

Una unidad de flash + emisor cuesta 950 USD.

950 USD por un flash que los potenciales compradores deben prepagar y que no será compatible más que con su propio sistema, que alega tener una potencia mayor pero que no ha sido probado frente a opciones como el Godox Wistro 360 o el Jinbei MF200 que son bastante más potentes que los speedlights promedio del mercado resulta ser una inversión muy poco fiable.

Banda de radiofrecuencia:

916 MHz  para USA y Canada mientras que versiones de 869 MHz para algunos otros paises del mundo. En lugar de una versión más estándar con una banda como 2.4 GHz como hacen otras marcas. ¿Cual es el problema con este punto? que por ejemplo, en Perú no podrías usar la banda de 869 MHz, por qué está licenciada mientras la versión de 916 es pública.

¿Habría sido una buena idea en otra circunstancia?

Las características de este flash son sumamente tentadoras, mucha potencia lumínica, flexibilidad  para la alimentación, un sistema de control sencillo de usar y un diseño sumamente sensato para alguien que no va a poner el flash sobre la cámara. La racional de este diseño es casi la misma que dio origen al Lumopro 120, un sistema diseñado con las necesidades de muchos fotógrafos en la cabeza. En otras circunstancias se podría decir que es una gran idea, de hecho hay un gran merito en la creación de todo un sistema de iluminación desde cero, que además llena un nicho que no está cubierto hasta ahora, los flashes dedicados para iluminación fuera de la cámara. Otro punto de contacto con el Lumopro 120 es el diseño y fabricación realizado totalmente en USA, como reacción a los fabricantes que tercerizan sus procesos a China.

Eso le funcionó a Midwest con el Lumopro 120; en marzo del 2009. El mercado ha cambiado tanto desde entonces que no creo que este producto, con todas sus virtudes, pueda sobrevivir a su alto precio y a una competencia que logra lo mismo con una calidad ya probada y un precio muy inferior.

Veremos que pasa, yo personalmente no le tengo demasiada fe.

 

Página de proyecto en Kickstarter: Aqui

 

 

 

 

 

Siganme

Carlos Wertheman

Fotografo at Isolet Foto
Fotografo y podcaster en el Langoy. Bloguero de cuasi primera generación, tuitero desde el 2007 y open source fan.
Siganme

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *