Triggertrap se despide abriendo el código de sus aplicaciones y su hardware

triggertrap

Triggertrap fue una gran idea, sobre todo para el momento en que apareció. Un disparador inteligente que funcionaba sobre Arduino y que permitía que la cámara, cualquier cámara, disparara remotamente en muchas formas.

Posteriormente, lanzaron una versión más sencilla, confiando el procesamiento necesario a una app para smartphone y era más barato que la versión original.

Para entonces, la empresa comenzó a prosperar,  y entre otras cosas, comenzaron a sacar algunas nuevas ideas. Una de ellas, que inicialmente me gustó mucho, fue una zapata de flash  que dispararía directamente con el smartphone.

La prueba de fuego fue cuando recurrieron a Kickstarter para financiar un proyecto más ambicioso; ADA. Que era un disparador modular que incluía modos avanzados como disparo por sonido o por sensor de vibraciones. El financiamiento solicitado triplicó lo solicitado, resultando –  bajo cualquier manera de ver las cosas –  un éxito. Continue reading